Antonio Somorrostro, representante del Casino Mugardés

Conversación mantenida con Antonio Somorrostro, unas de las personas que trabajan en la asociación Casino Mugardés en la organización de la Fiesta del Pulpo.

Peirao de Mugardos

Entrevista: ¿Cuéntanos Antonio como es vuestra asociación, el Casino Mugardés?

Antonio: El Casino Mugardés es una sociedad que ya data del año 1922 o 1923 aproximadamente. Se dedica a colaborar en los actos del pueblo, culturales y recreativos, así como a organizar y participar en los actos privados de los socios.

E: ¿En qué consiste vuestra aportación a la organización de la Fiesta del Pulpo de Mugardos?

A: Participamos en la misma medida que todas las demás sociedades: ayudamos a organizar la fiesta, hacemos el pulpo con nuestra receta,...

E: ¿Receta secreta?

A: No...secreta no es.

E: ¿Qué crees que significa la Fiesta del Pulpo para los mugardeses y mugardesas?

A:  Yo pienso que es una fiesta de gran interés para Mugardos, porque lleva tiempo haciéndose y porque le da mucha vida al pueblo. Queramos o no, aquí en la zona de Ferrolterra el turismo, especialmente en este pueblo bonito de Mugardos, es interesante que se convierta en un reclamo para la gente de fuera, turísticamente hablando. Así todo el mundo gana, tanto el sector de la hostelería, como la imagen del pueblo frente a las demás zonas de la comarca.

E: Hablando de visitantes, ofréceles unas cuantas razones para venir a Mugardos.

A: Primero porque Mugardos es muy bonito. Segundo porque a los gallegos y a las gallegas nos gustan mucho las fiestas gastronómicas. Y tercero poque queda un tiempo muy bonito, en verano, prácticamente siempre, tenemos muy buen tiempo. Y, como no, el aliciente del paseo marítimo, y las comunicaciones, tanto por tierra como por mar, también son interesantes y dignas de ver.

E: ¿Qué destacarías de tu experiencia participando en las diferentes ediciones de la Fiesta del Pulpo?

A: Simplemente el compañerismo y el buen-hacer de todos, unidos allí para que la fiesta salga bien, y nada más, eso es el bonito.